Teléfono: 500-2121   Celular: 972-117-001
Torre Barlovento
Av. República de Panamá 3418, Oficina 2102
San Isidro, Lima - Perú
Favoritos Compartir Imprimir

La Obesidad puede causar Incontinencia Urinaria

Los estudios muestran que la obesidad es un fuerte factor de riesgo para que las personas sufran de incontinencia urinaria.

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina debido a diferentes causas, entre ellas destaca la obesidad, pues las personas que tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) superior tienen una mayor incidencia y prevalencia de este problema. El IMC es un indicador que mide obesidad y que se obtiene de dividir el peso entre la talla de la persona al cuadrado.

Concretamente en los hombres con obesidad la incontinencia se manifiesta por una mayor frecuencia urinaria; mientras que en las mujeres está asociada en primer lugar, con la incontinencia urinaria por estrés que es la que ocurre cuando hay escape de orina durante la actividad física o esfuerzos como toser o cargar peso; y en segundo lugar, con la llamada incontinencia urinaria por urgencia, que es la que ocurre cuando hay una necesidad fuerte y repentina por orinar, en estos casos la vejiga se contrae o tiene espasmos y elimina la orina. De manera general este problema afecta aproximadamente al 50% de las mujeres de edad media y mayores y está asociada con profundos efectos adversos en la calidad de vida.

Se desconoce los mecanismos de asociación entre obesidad e incontinencia urinaria, sin embargo la hipótesis indica que el exceso de peso aumenta la presión abdominal, que a su vez sobrecarga el suelo pélvico, lo que favorece la incontinencia urinaria. Al igual que el embarazo, la obesidad puede causar fatiga crónica por estiramiento y debilitamiento de los músculos, nervios y otras estructuras del suelo pélvico.

Una investigación, publicada en el Journal Urology, realizó la revisión sistemática de publicaciones médicas sobre la asociación entra la incontinencia urinaria y la obesidad, la investigación incluyó resúmenes de serie de casos, además de ensayos controlados aleatorios sobre el efecto de la pérdida de peso por cirugía de obesidad.

Los resultados muestran que existe un claro efecto de dosis- respuesta del peso sobre la incontinencia urinaria, ya que el incremento de 5 unidades de IMC está asociado con un aumento de aproximadamente 20% a 70% en el riesgo de incontinencia urinaria. También se encontró que las probabilidades de incidencia de incontinencia en un periodo de 5 a 10 años se incrementaron en aproximadamente 30% a 60% por cada aumento de 5 unidades de IMC. La prevalencia e incidencia fueron mayores en la incontinencia por estrés que en la incontinencia por urgencia.

De otro lado las investigaciones demuestran que la pérdida de peso conducen a mejoras significativas en los síntomas de la incontinencia urinaria. En los estudios las mujeres con obesidad severa (mayor de 45 kg por encima del peso ideal) con incontinencia urinaria que tenían una dramática pérdida de peso después de la cirugía bariátrica (45 a 50 kg) tuvieron una mejoría significativa de este problema. Con una pérdida moderada de peso de 13% del peso basal, se encontró cambios significativos en la disminución de la presión sobre la vejiga.

La investigación actual muestra que la obesidad es un factor de riesgo para la incontinencia urinaria y la pérdida de peso se debe considerar seriamente como primera línea de tratamiento de
esta enfermedad en pacientes obesos.

Obesity and Urinary Incontinence: Epidemiology and Clinical Research Update
J Urol. 2009 Dec; 182(6 Suppl): S2–S7.

 
 
* Los resultados de estos procedimientos no son iguales en todas las personas y pueden presentar variaciones.
 
Deja tu comentario
Nombre (*) :
E -mail(*) :
Comentario:
 
    
   
 
Categorías
 
Artículos Populares
Costo Efectividad de la Cirugía de Obesidad en Adolescentes Costo Efectividad de la Cirugía de Obesidad en Adolescentes
Dr. Dick Manrique Mansilla MD, FASMBS Dr. Dick Manrique Mansilla MD, FASMBS
Reducción del riesgo del cáncer después de una cirugía bariátrica* Reducción del riesgo del cáncer después de una cirugía bariátrica*