Teléfono: 500-2121   Celular: 972-117-001
Torre Barlovento
Av. República de Panamá 3418, Oficina 2102
San Isidro, Lima - Perú
Favoritos Compartir Imprimir

Balón Gástrico

El Balón Intragástrico, también denominado como Balón Gástrico, es un dispositivo de silicona que se introduce en el estómago a través de una endoscopia, que le ayudará a tomar el control de su peso sin los riesgos de una cirugía ni de medicamentos anoréxicos. El balón intragástrico se llena con suero fisiológico y azul de metileno estériles, en volúmenes que van entre 400 a 700 cc, de acuerdo a la capacidad gástrica de cada paciente.
 
El Balón Intragástrico (Balón Gástrico) ocupa aproximadamente la mitad del volumen del estomago, produciendo en el paciente una sensación de saciedad temprana (estómago lleno) con menor cantidad de alimentos, facilitando el aprendizaje de nuevas rutinas de alimentación y cambios en su estilo de vida que incluyan actividad física rutinaria. 
 
El Balón Intragástrico está indicado en aquellos pacientes que necesiten perder entre 10 a 20 kilos de exceso de peso y que hayan fracasado en bajar de peso con programas de dietas o ejercicios físicos. "Los resultados de este procedimiento no son iguales para todas las personas y pueden presentar variaciones."
 
En nuestra experiencia, el procedimiento de colocación del Balón Intragástrico dura habitualmente unos 13 a 15 minutos, se realiza con sedación leve (sedación consciente) y de manera ambulatoria, es decir, no requiere hospitalización.
 
El tiempo de permanencia del Balón Intragástrico es como máximo de 6 meses. Durante este periodo, el paciente deberá recibir la supervisión de un equipo multidisciplinario que incluya a su cirujano bariatra, médico nutriólogo, psicólogo, personal trainer y otros profesionales. Una vez retirado el balón intragástrico, se recomienda continuar con un estilo de vida saludable para mantener el nuevo peso adquirido.
 
 
El retiro del Balón Intragástrico se realiza por vía endoscópica, en un procedimiento similar al de la colocación. Según nuestra experiencia, el retiro del balón dura unos 15 minutos, se hace bajo sedación consciente y de manera ambulatoria, pudiendo el paciente reanudar sus actividades cotidianas unas dos horas después del procedimiento.
 
El Dr. Dick Manrique Mansilla MD, FASMBS cirujano bariatra del Centro de Cirugía de Obesidad de Lima realiza el procedimiento de colocación de Balón Intragástrico por vía endoscópica, con sedación leve, una duración promedio de 15 minutos y de manera ambulatoria, ese decir sin hospitalización. El Dr. Dick Manrique cuenta con la mayor experiencia en Perú en el manejo de este procedimiento, habiendo colocado el mayor número de balones intragástricos en el país en los últimos años.
 
INDICACIONES
Personas que no logren o que tengan grandes dificultades en eliminar el exceso de peso, habiendo intentando otros métodos alternativos.
Mujeres que hayan aumentado de peso después del embarazo y no hayan podido bajar el exceso de peso.
Personas que hayan aumentado de peso en una determinada etapa de su vida y quieran retomar hábitos saludables de alimentación.
Personas con sobrepeso que no logren adaptarse a los métodos tradicionales para adelgazar y que no puedan tomar medicamentos anoréxicos para bajar de peso.
Personas que no deseen someterse a procedimientos quirúrgicos para la obesidad, o que hayan recibido indicación médica por un especialista para realizarse este procedimiento.
Personas que necesiten perder peso antes de someterse a una cirugía para la obesidad.
Personas que presenten co-morbilidades asociadas al exceso de peso, como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, colesterol elevado, dolores crónicos en rodillas y espalda, etc.
 
CONTRAINDICACIONES
Mujeres en embarazo o periodo de lactancia exclusiva
Personas con adicción a drogas o alcohol.
Personas con trastornos psiquiátricos descompensados
Personas con hernia del hiato mayor de 5 cm, con reflujo gastroesofágico severo
Personas con enfermedad inflamatoria activa del tracto gastrointestinal

 

Preguntas Frecuentes

El Balón Intragástrico está indicado en pacientes que necesiten perder entre 10 a 20 kilos de exceso de peso. La cantidad de peso que se pierde y el tiempo durante el cual mantenga la pérdida dependerán de lo bien que adopte los cambios a largo plazo en su estilo de vida, relacionados con la alimentación saludable y el ejercicio rutinario. Después de seis meses, el balón intragástrico será retirado por vía endoscópica.

En las primeras 72 horas después de colocado el Balón Intragástrico, es común sentir náuseas y molestias en el abdomen. Esto sucede porque el estómago necesita adaptarse a la presencia de un cuerpo extraño (balón de silicona). En caso que el paciente presente síntomas de deshidratación, será necesario aplicarle medicación intravenosa.

Aunque se trate de un balón colocado dentro del estómago este no provoca cambios anatómicos, es decir, su estómago mantendrá el tamaño y la forma habitual. El Balón Intragástrico no modifica el funcionamiento fisiológico normal del cuerpo y mantiene las funciones naturales del organismo de cada paciente.

Una vez colocado el Balón Intragástrico se requiere que el paciente realice reposo en su domicilio durante tres días para adaptarse al balón. Podrá reiniciar sus actividades cotidianas y laborales después de este periodo y las actividades físicas después de una semana.

Si el Balón Intragástrico tuviera fugas, notará un cambio en la coloración de la orina la cual se pondrá con tinción verdosa (resultante de la combinación de la orina con el azul de metileno contenido dentro del balón). Si se observa un cambio en el color de la orina, se deberá llamar inmediatamente al cirujano bariatra para remover el balón por vía endoscópica, en un plazo no mayor de 36 horas.
 

Las fugas de Balón Intragástrico pueden ser originadas por traumatismos abdominales severos como por ejemplo: accidente de tránsito, herida por arma de fuego o arma blanca, etc. También puede haber fuga en aquellos pacientes que tengan un balón intragástrico por más del tiempo recomendado que es de seis meses.

Es posible beber alcohol y fumar siempre y cuando sean de manera moderada. Sin embargo, se recomienda que el paciente evite su consumo durante el primer mes de colocado el balón.

Una vez colocado el balón el paciente tiene una sensación de saciedad temprana con una cantidad pequeña de alimentos, por lo cual realizará una dieta líquida durante el periodo de adaptación, después pasará a una dieta blanda y finalmente a una dieta completa que será supervisada por el médico nutriólogo y cirujano bariatra.