Teléfono: 500-2121   Celular: 972-117-001
Torre Barlovento
Av. República de Panamá 3418, Oficina 2102
San Isidro, Lima - Perú
Favoritos Compartir Imprimir

Manga Gástrica

La Manga Gástrica conocida también como Gastrectomía en Manga o Gastrectomía Tubular, es una técnica restrictiva que consiste en reducir la capacidad del estómago a través de la extirpación de su porción izquierda, que incluye el fondo gástrico, zona donde se produce una hormona que estimula el apetito denominada ghrelina. El paciente queda con un estómago de menor tamaño y con forma de tubo o “manga”, lo cual posibilita que el paciente se sienta saciado con menor cantidad de alimentos y además con una evidente disminución del apetito.
 
La Manga Gástrica es una cirugía bariátrica que está indicada clásicamente en pacientes adultos entre los 18 y 65 años y que presenten un IMC mayor a 40 ó con un IMC entre 35 a 40 que tengan alguna enfermedad asociada a la obesidad como diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipidemia, enfermedades cardiacas, etc. Los pacientes obesos con un IMC entre 30 a 35 pueden beneficiarse de esta cirugía bariátrica, cuando existe un fracaso del manejo médico y hay clara tendencia de progresión de la obesidad.
 
Los pacientes adolescentes menores de 18 años y adultos de la tercera edad, clásicamente no tienen indicación de cirugía bariátrica, pero existen muchos reportes clínicos así como nuestra propia experiencia, que muestran excelentes resultados en subgrupos muy bien seleccionados y preparados por un equipo multidisciplinario.
 
La cirugía de Manga Gástrica también está indicada en pacientes que presenten un IMC muy alto (usualmente mayor de 60) y que tengan asociadas co-morbilidades de alto riesgo. La Manga Gástrica puede realizarse como una etapa previa a la cirugía de Bypass Gástrico. De esta manera, se puede consiguir que el paciente baje de peso y tenga menor riesgo de sufrir complicaciones, los resultados pueden variar en cada caso. En este caso, el Bypass Gástrico se realiza entre 12 a 18 meses después de la primera cirugía.
 
Entre las ventajas de la Manga Gástrica, se puede mencionar que presenta un menor índice de complicaciones quirúrgicas cuando se compara con otras cirugías para la obesidad, además este procedimiento mantiene la continuidad del estómago con el resto del intestino, sin necesidad de derivaciones o anastomosis intestinales, evitando el síndrome de vaciamiento rápido (dumping) al preservar la integridad del esfínter del píloro.
 
Con la Manga Gástrica, la mayor parte del exceso de peso se pierde dentro de los primeros tres meses después de la cirugía y a partír del cuarto mes de operado, la perdida del exceso de peso continúa algo menor, pero constantemente hasta el primer año de la cirugía.
 
 
La cirugía de Manga Gástrica se realiza por vía laparoscópica, con anestesia general y requiere un promedio de dos días de hospitalización. El reinicio de las actividades cotidianas y laborales se pueden llevar a cabo a partír del séptimo día, proporcionando una rápida recuperación postoperatoria.
 
Después de la cirugía, el paciente debe iniciar un soporte nutricional a base de una dieta líquida durante un mes, dieta blanda el segundo mes y una dieta completa a partír del tercer mes, siempre controlada y supervisada por el cirujano bariatra y el médico nutriólogo.
 
El Dr. Dick Manrique Mansilla MD, FASMBS cirujano bariatra del Centro de Cirugía de Obesidad de Lima realiza la cirugía de Manga Gástrica por vía laparoscópica o mínimamente invasiva, teniendo una de las series de casos más importantes del país, con una de las tasas de complicaciones postoperatorias más bajas y sin mortalidad, comparables con los mejores estándares internacionales. Los resultados son bastante satisfactorios si el paciente ha sido bien seleccionado y cumple con las  recomendaciones necesarias para su éxito.

Preguntas Frecuentes

Los estudios clínicos publicados indican que después de la cirugía de Manga Gástrica, los pacientes presentan una mejora de las enfermedades asociadas a la obesidad y en algunos casos, esta co-morbilidades pueden curarse. Dentro de las enfermedades que mejoran con esta cirugía se encuentran la hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, dislipidemia (colesterol y triglicéridos elevados), apnea del sueño, osteoartrosis, depresión, esteatosis hepática (hígado graso), infertilidad y otras enfermedades asociadas a la obesidad también presentan mejorías significativas.
"Los resultados de este procedimiento no son iguales para todas las personas y pueden presentar variaciones.”

 

Durante las primeras cuatro semanas posteriores a la cirugía de Manga Gástrica, se debe realizar una dieta líquida consistente en infusiones, jugos, consomés o caldos, yogur bebible, gelatina y otros tipos de alimentos líquidos recomendados por el médico nutriólogo. Después del primer mes se inicia una dieta blanda progresiva y posteriormente una dieta sólida, incorporando poco a poco legumbres, cereales, huevos, frutas, pescado, pollo y finalmente carne roja. De manera general se recomienda comer cinco comidas pequeñas al día, masticando bien los alimentos sólidos y deteniendo la ingesta de alimentos tan pronto como el paciente se sienta satisfecho. Durante este periodo inicial se recomienda no beber mientras esté comiendo, ya que esto puede hacerlo sentir saciado antes de haber consumido suficiente comida. Lo recomendable es beber suficiente líquido durante el día, pero el líquido debe ser tomado una o dos horas después de cada comida.
 
Las deficiencias de vitaminas son poco comunes en este tipo de cirugía ya que no existe un componente de mala-absorción (como en el caso del Bypass Gástrico), sin embargo en los primeros  meses después de la cirugía, suelen brindarse algunos suplementos vitamínicos y proteicos hasta que el consumo de alimentos sea normal, incluyendo carnes rojas, las que se incorporan a la dieta entre el cuarto y quinto mes postoperatorio.
 

 

Los pacientes que se someten a una cirugía para la obesidad, presentan un riesgo muy bajo de reganar peso a largo plazo. Según diversos reportes clínicos, en algunos pacientes podría ocurrir una reganancia de peso que fluctúa entre 10 a 15% del exceso de peso perdido a partír del quinto año de operado. Sin embargo, aquellos pacientes que mantienen un cambio de vida saludable, con buenos hábitos nutricionales y actividad física rutinaria podrán conservar su nuevo peso a largo plazo, sin posibilidad de reganar peso.

La obesidad mórbida puede producir infertilidad, evitando que muchas mujeres queden embarazadas y en aquellos casos en los que se logra la gestación, este conlleva graves riesgos para la salud de la madre y del bebé. Una vez realizada la cirugía, la posibilidad de quedar embarazada es mucho mayor que cuando es obesa, sin embargo la recomendación es evitar el embarazo durante el primer año postoperatorio, para dar a la mujer el tiempo necesario de lograr un estado corporal óptimo que le permita un embarazo saludable.

Después de una pérdida importante de peso, se espera que la mayor parte del exceso de piel o colgajos cutáneos puedan moldearse alrededor del nuevo tejido corporal, por ello es necesario darle  a la piel el tiempo suficiente para que esto ocurra. En nuestra experiencia, los pacientes que pierden gran exceso de peso y que presentan colgajos cutáneos pueden lograr desaparecerlos mediante la actividad física rutinaria, lo cual ocurre usualmente durante el primer año o año y medio después de la cirugía. Pasado este periodo, si hubieran algunos colgajos cutáneos residuales, podrá consultarse  con un cirujano plástico la realización de una dermolipectomía abdominal.

Usualmente los pacientes se internan la noche previa a la cirugía y en la mayoría de casos permanecen internados en la clínica un promedio de dos días después de la operación.

Ninguna cirugía está exenta de riesgos postoperatorios potenciales y la cirugía de Manga Gástrica no es la excepción. Las complicaciones postoperatorias de la Manga Gástrica se   reportan entre un 2 a 5% según algunos estudios clínicos publicados y estás pueden  presentarse de manera temprana o tardía. 
 
Entre las complicaciones tempranas de la Manga Gástrica se encuentran la tromboembolia postoperatoria, sobre todo en pacientes con factores de riesgo como súper obesidad mórbida (IMC mayor de 60) e insuficiencia venosa crónica. También puede presentarse de manera infrecuente, hemorragia o fugas (leaks) a través de la línea de sutura. Dentro de las complicaciones tardías de la Manga Gástrica se encuentra la estenosis parcial de la manga, y que puede manejarse usualmente de manera conservadora con dilataciones endoscópicas, realizadas de forma ambulatoria.