Teléfono: 500-2121   Celular: 972-117-001
Torre Barlovento
Av. República de Panamá 3418, Oficina 2102
San Isidro, Lima - Perú
Favoritos Compartir Imprimir

Contraindicaciones

La cirugía bariátrica es por esencia un procedimiento que se programa de manera electiva y como tal, debe brindar al cirujano bariatra y especialistas involucrados en el cuidado del paciente obeso, el tiempo necesario para poder planificar cada una de las fases de evaluación, seguimiento y preparación antes de la cirugía.
 
Bajo esta consideración, el cirujano bariatra junto su equipo multidisciplinario, debe analizar y discutir todas las variables que puedan afectar el resultado de la cirugía. Debido a lo anterior y a la complejidad propia de los pacientes obesos, los profesionales involucrados deben actuar siempre con prudencia y cautela, considerando siempre en primer término, el mejor beneficio para el paciente, por sobre cualquier otra consideración.
 
Es frecuente que los pacientes intenten inducir al cirujano bariatra a operarlos pronto, con argumentos que pretenden mostrar razones sociales urgentes para apurar la cirugía, desde fiestas importantes en que deben lucir bien (ej.: matrimonios, cumpleaños, etc.) hasta viajes o vacaciones propias o de la familia. También insistirán en lo mal que se sienten o en la severidad de sus comorbilidades. Ningún argumento es más importante que el deber de realizar todos los exámenes y procedimientos preoperatorios que aseguren el diagnóstico más exacto del tipo de obesidad y de sus comorbilidades asociadas, lo cual permitirá una correcta indicación quirúrgica y la mejor preparación que el paciente pueda recibir. 
 
Los avances tecnológicos y la experiencia acumulada en el tratamiento de estos pacientes a permitido ir reduciendo las contraindicaciones absolutas, pasando algunas de ellas, a lo largo del tiempo, a ser parte de algunas contraindicaciones relativas.
 
Contraindicaciones absolutas
  • Mujeres embarazadas con obesidad no deben someterse bajo ninguna circunstancia a una cirugía bariátrica, en ningún momento del embarazo. El riesgo de aborto o parto prematuro son razones más que suficientes para privilegiar la vida del hijo.
  • La lactancia se cita como una prolongación de la condición anterior. La importancia de la relación madre-hijo durante todo el periodo de lactancia, sumado al hecho que la madre baja de peso durante la lactancia y al indeseable y conocido efecto de la cirugía de frenar la producción de leche, hacen de esta condición una contraindicación absoluta.
  • El alcoholismo y/o drogadicciones graves en fase activa o no tratados son condiciones que representan un alto riesgo para el paciente, por su disminuida capacidad de comprensión y adhesión al exigente cambio de hábitos de vida.
  • La disfunción de órganos o sistemas en grados avanzados, que hacen a estos pacientes incompatibles con el riesgo anestesiólogico y quirúrgico de la cirugía bariátrica.
  • Enfermedad psiquiátrica mayor (ej. esquizofrenia, psicosis, demencia).
  • Enfermedades con riesgo de vida en el corto plazo, como por ej. cáncer terminal.
  • Cualquier condición que haga al paciente incapaz de comprender todo el proceso terapéutico. 
  • Pacientes incapaces de brindarse autocuidado o que carezcan de un adecuado apoyo familiar.
 
Contraindicaciones relativas
  • Depresión severa, mientras no sea resuelta por el especialista.
  • Enfermedades psiquiátricas con conductas autodestructivas.
  • Bulimia.
  • Alteraciones de la personalidad que impiden el cumplimiento de las indicaciones   médicas y dietéticas en el postoperatorio.
  • Obesidad secundaria a enfermedades endocrinológicas (síndrome de Cushing, acromegalia, hipogonadismo, enfermedad hipotalámica, etc.) o neurológica (tumor hipotalámico o hipofisiario) no controladas. Pueden acompañarse de hiperfagia o poligamia y obesidad cuando no están debidamente controladas.
  • Cáncer tratado cuya curación no está definida. En el caso de cánceres avanzados, se aconseja al menos un periodo de 5 años de observación para descartar recurrencia o progresión de la enfermedad neoplásica.
  • Otras condiciones que el equipo medico-quirúrgico y/o multidisciplinario considere riesgosas para el paciente y que amenacen el resultado de la cirugía.
 
Referencias: 
  • Obesidad y Cirugía Bariátrica. Patricio Burdiles, Attila Csendes, Sergio Guzman, William Awad. 2012. Editorial Mediterráneo Ltda. Santiago de Chile. Capitulo 18, 186-189