Teléfono: 500-2121   Celular: 972-117-001
Torre Barlovento
Av. República de Panamá 3418, Oficina 2102
San Isidro, Lima - Perú
Favoritos Compartir Imprimir

Enfermedades Asociadas

La obesidad es una afección que produce daños muy graves para la salud y está asociada con la evolución de enfermedades que ponen en peligro la vida, tales como diabetes mellitus, hipertensión arterial, enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares y predisposición a ciertos tipos de cáncer. También es causa de dislipidemia (colesterol y triglicéridos elevados), hígado graso, cálculos a la vesícula, reflujo gastroesofágico, apnea del sueño, depresión, artrosis en rodillas, várices de miembros inferiores, incontinencia urinaria, disfunción eréctil e infertilidad, entre otros.
 
Las pacientes con sobrepeso y obesidad presentan un mayor riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, incluyendo cáncer de mama, cáncer de endometrio, cáncer colorrectal, cáncer de esófago, cáncer de páncreas, cáncer de vesícula biliar, cáncer de riñón y cáncer de tiroides.
 
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año fallecen alrededor de 3,4 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso y la obesidad, constituyéndose en el sexto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. El sobrepeso y la obesidad es responsable de la morbimortalidad en el 44% de los casos de diabetes, el 23% de las cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% de algunos cánceres.
 
Los individuos con obesidad tienen mayor riesgo de una expectativa de vida corta. En el caso de las personas cuyo exceso de peso corporal dobla su peso ideal, el riesgo de una muerte prematura se duplica en comparación con los individuos no obesos. El riesgo de morir por diabetes o ataque cardiaco es de cinco a siete veces mayor. Sin embargo, la muerte temprana no es la única consecuencia potencial. Los efectos sociales, psicológicos y económicos de la obesidad, aunque injustos, son reales y pueden ser especialmente devastadores.