Banda Gástrica


Banda Gástrica Ajustable

Consiste en colocar una prótesis inflable de silicona alrededor de la porcino superior del estómago, produciendo saciedad y menor ingesta de alimentos

BANDA GÁSTRICA


La cirugía de Banda Gástrica Ajustable es un procedimiento quirúrgico que consiste en la colocación de una prótesis inflable de silicona alrededor de la porción superior del estómago, que lo divide como un reloj de arena, en dos partes. La porción superior del estómago adquiere forma de una bolsa pequeña, que limita y controla la cantidad de alimentos que pueden ingerirse y la salida estrecha del estómago, incrementa el tiempo para que el estómago se vacíe.

Como resultado, los pacientes tienen una sensación de saciedad y plenitud con cantidades pequeñas de alimentos. La reducción del volumen de alimentos que se ingieren, produce una pérdida progresiva de peso.

VENTAJAS


La Banda Gástrica Ajustable presenta como principal ventaja que es una cirugía ajustable, ya que es posible inflar la prótesis de silicona si es que el paciente necesita una mayor restricción de alimentos. Por otro lado, es una cirugía reversible, ya que permite el retiro de la banda en caso el paciente lo solicite o en caso aparezca una complicación de la banda.

Otra ventaja importante es que no requiere de cortes ni engrapados del estómago así como tampoco de realizar derivaciones del aparato gastrointestinal.

Este procedimiento se realiza por vía laparoscópica, lo cual permite que los pacientes presenten menos dolor en el postoperatorio, menor estancia hospitalaria y rápida recuperación. Esta cirugía presenta bajos índices de mortalidad y de complicaciones quirúrgicas, además de poco riesgo de malnutrición.

 
 
 
 

DESVENTAJAS


En comparación con otros procedimientos bariátricos (Manga o Bypass Gástrico por ej.), la cirugía de Banda Gástrica Ajustable produce una menor pérdida de peso tanto a corto como a largo plazo. Además requiere un dispositivo médico implantado que necesita calibración periódica antes de su ajuste final.

COMPLICACIONES POTENCIALES


  • Infección de puerto de entrada: algunas veces puede haber una infección del dispositivo que sirve para calibrar el balón y que se encuentra localizado a nivel de la pared abdominal. Cuando se presenta esta complicación hay que retirar la banda gástrica por vía laparoscópica.
  • Deslizamiento de la banda: en algunos casos se puede presentar un deslizamiento de la banda gástrica, la mayor parte de las veces, hacia abajo. Este deslizamiento reduce la eficacia en la pérdida de peso, siendo necesario en algunos pacientes, su reposición o el retiro definitivo de la banda gástrica por vía laparoscópica.
  • Erosión de la banda: algunos pacientes pueden presentar una erosión de las paredes del estómago por la misma prótesis de silicona de la banda, pudiendo producir algunas molestias digestivas y siendo necesario su retiro, usualmente por vía laparoscópica o combinando con una endoscopia simultánea.

 

Debido a lo expuesto anteriormente, este procedimiento bariátrico está cayendo en desuso y por esta razón, se colocan cada vez menos bandas gástricas en el mundo. De hecho, en Estados Unidos se retiran anualmente más de 80,000 bandas gástricas por su falta de eficacia a largo plazo o por sus complicaciones.

Unidad Láser Bariátrica - El paso siguiente a tu cirugía

La 'Unidad Láser Bariátrica', concepto único y novedoso en el Perú, fue creada por el Dr. Dick Manrique con la finalidad de solucionar algunos de los problemas estéticos que aquejaban a sus pacientes operados, los cuales tenían como principal preocupación recuperar su aspecto físico, sin necesidad de someterse a nuevas cirugías reconstructivas y a las secuelas que estas puedan ocasionar.

PREGUNTAS FRECUENTES


 
Después de la colocación de la Banda Gástrica Ajustable, el paciente puede presentar algunas nauseas o vómitos transitorios. Sin embargo, si el paciente tiene estas molestias regularmente esto podría estar indicando que no está masticando bien sus alimentos o que no está siguiendo las recomendaciones nutricionales de forma adecuada. No obstante, estos síntomas también pueden indicar que hay un problema con la colocación de la banda. Los vómitos deben ser evitados en lo posible, ya que pueden ocasionar el estrechamiento de la bolsa estomacal pequeña, así como el deslizamiento o erosión de la banda y reducir el éxito de la operación. Si el problema de los vómitos es persistente, debe ponerse en contacto con su cirujano bariatra, ya que en algunos casos puede ser necesaria una nueva cirugía.
 

Después de la cirugía los pacientes requieren un día de hospitalización. Podrán reanudar sus actividades cotidianas, laborales y de ejercicio físico de manera progresiva después de una semana de la cirugía.

Después de la cirugía de Banda Gástrica Ajustable los resultados pueden variar de un paciente a otro, se requieren de diversos factores para lograr una exitosa pérdida de peso. Por un lado, la banda deberá estar en la posición correcta y por otro lado, el paciente debe haberse comprometido a cambiar su estilo de vida, es decir modificar sus hábitos nutricionales e incorporar actividad física rutinaria. 
 
Durante el primer mes es usual que el cirujano bariatra controle a sus pacientes semanalmente o cada dos semanas. Después los controles se harán mensualmente hasta cumplir el primer año postoperatorio. Posteriormente las visitas de seguimiento al segundo año y en adelante se realizarán cada tres a seis meses, dependiendo de cada caso. Lo importante es que recuerde que la evaluación periódica con su cirujano bariatra es necesaria para el seguimiento del paciente y que los ajustes de la banda se realizarán durante alguna de estas visitas.
 

El ajuste de la Banda Gástrica puede realizarse en el departamento de radiología o en el consultorio médico de forma ambulatoria. Este procedimiento dura pocos minutos, podría requerir anestesia local y consiste en pasar una aguja fina a través de la piel dentro del puerto de acceso, para añadir o quitar suero fisiológico. 

Aunque la Banda Gástrica Ajustable no se diseñó para ser retirada, en aquellos casos donde exista alguna complicación como por ejemplo, infección del puerto de acceso, deslizamiento o erosión de la banda, es posible extraerla por vía laparoscópica. Los estudios clínicos indican que una vez retirada la banda, el estómago usualmente vuelve a su forma original por lo tanto, debe considerar que el paciente puede recuperar su peso inicial o incluso incrementarlo.

Si su enfermedad requiere que coma más, la banda puede aflojarse quitándole solución fisiológica. Cuando se haya recuperado de su enfermedad y quiera volver a perder peso, la banda puede ajustarse nuevamente. Si la banda no puede aflojarse lo suficiente y el caso lo requiere, entonces es posible retirarla.

Conforme las pacientes van perdiendo peso, sus ciclos menstruales pueden volverse más regulares y las posibilidades de quedar embarazadas aumentan. Una vez embarazada, la banda puede aflojarse y permanecer así hasta el término de la gestación, luego puede volver ajustarse y reiniciar la pérdida de peso.

Un vaso de vino u otra bebida alcohólica esporádicamente no se considera dañino para la pérdida de peso, pero es necesario recordar que el alcohol tiene muchas calorías y descompone algunas vitaminas, por ello no sugerimos tomar alcohol con frecuencia.

Después de esta cirugía, usted tendrá que ser revaluado periódicamente ya que es posible que puedan aparecer algunas complicaciones como infección del puerto de acceso, que usualmente se manifiesta por la presencia de fiebre y signos inflamatorios alrededor del puerto.
 
En algunos pacientes se puede presentar la erosión o el deslizamiento de la banda en el estómago lo que puede reducir la eficacia en la pérdida de peso. En estos casos es necesario el retiro de la banda gástrica por vía laparoscópica.

Compartir Con Amigos


ASMBS
IFS
Sociedad Brasileira de Cirugia Bariatrica
SAGES
Academia Peruana de Cirugia
SPCE