Bypass Gástrico


Bypass Gástrico

El Bypass Gástrico Laparoscópico es considerado el estándar de oro de todas la cirugías para la obesidad y mantiene la mayor perdida de peso a largo plazo

 

BYPASS GÁSTRICO


El Bypass Gástrico es considerado por la American Society for Metabolic and Bariatric Surgery (ASMBS) como el estándar de oro de todas las cirugías para la obesidad y es recomendada como el procedimiento mas exitoso para la pérdida del exceso de peso y para el control del mismo a largo plazo.

El Bypass Gástrico se realiza por vía laparoscópica (sin cortes) y consiste en reducir el tamaño del estómago y hacer una conexión con el intestino delgado. De esta manera, el paciente se llena con menos volumen de alimentos (componente restrictivo) y estos alimentos al no pasar por las primeras asas intestinales tendrán una menor absorción de nutrientes y calorías (componente mal absortivo).

INDICACIONES


El Bypass Gástrico está indicado en pacientes que presenten un Indice de Masa Corporal (IMC) igual o mayor a 30 y que tengan asociadas algunas enfermedades metabólicas como diabetes tipo 2, colesterol y/o triglicéridos elevados, hiperinsulinismo, hipertensión arterial, entre otras. Después de la cirugía los pacientes, además de perder peso, pueden controlar mejor estas enfermedades a largo plazo sin la toma de medicinas y en algunos casos curarse.

El Bypass Gástrico también es la mejor alternativa en pacientes con obesidad que presenten Reflujo Gastroesofágico Severo, ya que con esta cirugía es posible corregir está enfermedad, evitando el uso de medicamentos.

VENTAJAS


El Bypass Gástrico presenta ventajas importantes en comparación con otras cirugías para la obesidad. Los estudios clínicos han evidenciado que este procedimiento produce una pérdida de peso inicial más rápida que cualquier otra cirugía, así como la posibilidad de mantener el peso perdido por un periodo de tiempo más largo.

Por otro lado, el Bypass Gástrico es considerado el mejor tratamiento quirúrgico para pacientes obesos que tengan Diabetes Mellitus tipo 2, debido a que este procedimiento modifica diversos mecanismos de la fisiología gastrointestinal implicados en la regulación de la glucosa. Como consecuencia se normalizan los niveles de glicemia a largo plazo, reduciendo la medicación antidiabética y, en muchos casos, eliminando estos medicamentos por completo.

Además, este procedimiento bariátrico al ser realizado por vía laparoscópica, ofrece todos los beneficios de la cirugía mínimamente invasiva, es decir, menos dolor postoperatorio, rápida recuperación y mejor resultado estético.

Bypass Gástico
 
 

PROCEDIMIENTO


El paciente suele ingresar la noche previa a su cirugía para su pre-medicación y para que pueda descansar temprano, ya que el Dr. Dick Manrique programa el procedimiento de Bypass Gástrico a primera hora de la mañana.

Antes de ingresar a sala de operaciones al paciente se le coloca medias antiembólicas, con la finalidad de prevenir episodios de trombosis venosa profunda. Además, si el paciente tiene antecedentes de esta patología utilizamos, en el postoperatorio inmediato, heparina de bajo peso molecular.

La cirugía de Bypass Gástrico se realiza por vía laparoscópica y bajo anestesia general. Dependiendo de las características clínicas del paciente, la cirugía tiene una duración aproximada de dos horas. Cabe resaltar, que debido a que las incisiones son pequeñas y para evitar cicatrices futuras, estás se cierran con suturas cutáneas adhesivas (Steri Strip).

Una vez finalizada la cirugía, el paciente pasará a sala de recuperación donde será monitorizado por un personal especializado que velará, en todo momento, por mantener sus funciones vitales estables.

Después de esta etapa de recuperación, pasará a su habitación donde iniciará sus ejercicios respiratorios (espirometría de incentivo) y la deambulación asistida, con el objetivo de evitar complicaciones pulmonares como atelectasias y trombosis venosa profunda.

El paciente solo necesita dos días de hospitalización. Después de una semana de operado puede reintegrarse a sus actividades cotidianas, laborales y de ejercicio físico de manera progresiva.

RESULTADOS


Después de la cirugía de Bypass Gástrico, los pacientes suelen experimentar durante el primer mes una pérdida de peso promedio entre 13 a 15 kilogramos. Al tercer mes de operados, la pérdida total del exceso de peso puede oscilar entre 25 a 30 kilogramos, aproximadamente. A partir de este periodo la disminución del peso será más lenta, pero progresiva y se mantendrá durante el primer año, incluso, los pacientes con un mayor exceso de peso pueden seguir bajando hasta el primer año y medio del postoperatorio.

Por otro lado, los pacientes obesos con diagnóstico de Diabetes Mellitus tipo 2 y que se controlan con antidiabéticos orales e insulina, pueden esperar que sus niveles de glicemia se normalicen entre las 48 a 72 horas posteriores a su cirugía de Bypass Gástrico. De esta manera, los pacientes suelen suspender la medicación antidiabética y no tienen la necesidad de volverlas a tomar.

"Los resultados de este procedimiento no son iguales para todas las personas y pueden presentar variaciones."

SEGUIMIENTO POSTOPERATORIO


  • Después de la cirugía de Bypass Gástrico, los pacientes reciben un soporte nutricional a cargo de nuestra médico nutrióloga, empezando con una dieta líquida durante el primer mes, seguida de una dieta blanda durante el segundo mes y pasando de manera progresiva a una dieta completa a partir del tercer mes.
  • De manera paralela, todos los pacientes reciben un soporte psicológico a cargo de nuestro grupo de psicólogas bariatras, quienes buscan enseñar y reforzar la adquisición de hábitos saludables y controlar la ansiedad por la comida, asegurando la adherencia al nuevo estilo de vida.
  • Para el seguimiento de los pacientes que presenten enfermedades asociadas a la obesidad, contamos con un staff de especialistas con amplia experiencia en procedimientos bariátricos como cardiólogos, endocrinólogos, neumólogos, intensivistas, radiólogos intervencionistas, entre otros.
  • Finalmente, el Dr. Dick Manrique, cirujano bariatra de nuestra institución, realiza las evaluaciones postoperatorias, así como los controles endoscópicos periódicos del paciente y además supervisa todo el proceso de recuperación, el cual debe durar al menos un año después de realizada la cirugía bariátrica.
 
 
 

Bypass Gástrico: El mejor tratamiento quirúrgico para la Diabetes Tipo 2


En el año 2015 se llevó a cabo en Londres el 2nd Diabetes Surgery Summit (DSS-II), cumbre internacional donde se analizaron todas las alternativas existentes para el tratamiento quirúrgico de la Diabetes Mellitus tipo 2 y se llegó a la conclusión de que el Bypass Gástrico Laparoscópico es una de las mejores alternativas para el tratamiento quirúrgico de esta enfermedad.

¿Cómo se define la Cirugía Metabólica? (1)


La Cirugía Metabólica (llamada también Cirugía para Diabetes Tipo 2) se define como el uso de las operaciones gastrointestinales con el objetivo de tratar la Diabetes tipo 2 y la obesidad. La Cirugía Metabólica modifica diversos mecanismos de la fisiología gastrointestinal implicados en la regulación de la glucosa, con la finalidad de normalizar los niveles de glicemia a largo plazo.

(1) Rubino F. Et al. Diabetes care 2016 Jun; 39 (6); 861 - 877

¿Cómo mejora la Diabetes Tipo 2 con el Bypass Gástrico?


El Bypass Gástrico incrementa la secreción y aumenta la sensibilidad a la insulina, además produce una mayor sensación de saciedad y mantiene una pérdida de peso a largo plazo.

Con esta regulación metabólica de la glucosa, es posible que la mayor parte de los pacientes operados de Bypass Gástrico experimenten una normalización duradera de los niveles de glucosa en la sangre (> de 5 años) sin la necesidad de un tratamiento farmacológico continuo, es decir, sin la toma de medicamentos antidiabéticos (remisión de la enfermedad).

"Los resultados de este procedimiento no son iguales para todas las personas y pueden presentar variaciones."

Cirugía Metabólica: Evidencia Clínica (1-2)


La evidencia clínica de 11 estudios clínicos randomizados -metaanálisis- (Evidencia Nivel 1) así como estudios de casos controlados a largo plazo (Evidencia Nivel 2) que compararon la cirugía en personas con sobrepeso / obesidad con diabetes tipo 2 muestran que la cirugía metabólica produce:

  • Mejor control de la glicemia (Evidencia Nivel 1)
  • Reducción del uso de medicamentos (Evidencia nivel 1)
  • Reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares (Evidencia Nivel 1)
  • Reducción de los ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares, cáncer y mortalidad en general (Evidencia Nivel 2)
  • Mayor pérdida de peso a largo plazo (Evidencia Nivel 1)
  • Mejora en la calidad de vida (Evidencia Nivel 1)

(1) Rubino F. Et al. Diabetes care 2016 Jun; 39 (6); 861 - 877
(2) Cummings DE and Cohen R. Diabetes Care 2016 Jun; 39 (6); 924-933

 
 

Unidad Láser Bariátrica - El paso siguiente a tu cirugía

La 'Unidad Láser Bariátrica', concepto único y novedoso en el Perú, fue creada por el Dr. Dick Manrique con la finalidad de solucionar algunos de los problemas estéticos que aquejaban a sus pacientes operados, los cuales tenían como principal preocupación recuperar su aspecto físico, sin necesidad de someterse a nuevas cirugías reconstructivas y a las secuelas que estas puedan ocasionar.

PREGUNTAS FRECUENTES


Sí, según estudios clínicos publicados, los pacientes que se someten a la cirugía de Bypass Gástrico presentan una mejora significativa de las enfermedades asociadas a la obesidad y, en algunos casos, estas enfermedades pueden curarse.

Entre las enfermedades que mejoran con esta cirugía se encuentran la diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, dislipidemia (colesterol y triglicéridos elevados), apnea del sueño, hígado graso, osteoartrosis, depresión, infertilidad, incontinencia urinaria de esfuerzo, entre otras.

Además, es importante indicar que el Bypass Gástrico es la mejor alternativa para pacientes obesos que tengan antecedentes de reflujo gastroesofágico severo, ya que este procedimiento evita el uso de medicamentos o de una cirugía antirreflujo.

"Los resultados de este procedimiento no son iguales para todas las personas y pueden presentar variaciones.”

Después del Bypass Gástrico, el paciente adaptará a su estilo de vida una nueva forma de comer, la cual se divide en tres fases: dieta líquida, blanda y sólida. Durante las primeras cuatro semanas de dieta líquida, el paciente deberá ingerir infusiones, jugos, caldos o consomé, cremas, gelatina líquida, yogurt y suplementos vitamínicos bebibles. Luego de ese periodo continuará con una dieta blanda a base de purés, pescado y menestras. A partir del tercer mes incorporará de manera gradual alimentos sólidos y al llegar al cuarto mes empezará a ingerir pan, carnes rojas y arroz.

Sí, ya que es probable que se presenten algunas deficiencias nutricionales debido a una disminución en la absorción de vitaminas como la B12, ácido fólico, A, D y K; así como también de calcio y hierro. Estas deficiencias se pueden prevenir con la toma de vitaminas y suplementos nutricionales de manera permanente.

Sí, de hecho, luego de la cirugía, las mujeres tienen mucho más posibilidades de quedar embarazadas que cuando estaban obesas, ya que el estado de obesidad mórbida puede ocasionarles infertilidad, con muy pocas probabilidades de quedar embarazadas y en aquellos casos en los que se logra el embarazo, este conlleva graves riesgos de salud tanto para la madre como para el bebé.

Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que después de una cirugía de Bypass Gástrico se recomienda evitar el embarazo durante el primer año postoperatorio, para que el estado corporal de la mujer logre un nivel óptimo que le permita una gestación saludable.

Después de perder una gran cantidad de peso, deberá esperar un promedio de uno a dos años para considerar la realización de una cirugía plástica, ya que por lo general la piel se moldea alrededor del nuevo tejido corporal y por ello es necesario darle el tiempo suficiente para que esto ocurra antes de decidirse por otra cirugía. Solo en aquellos casos que se considere necesario, se podrá considerar la realización de una abdominoplastia (tummy tuck) o la reparación del colgajo cutáneo en brazos o muslos.

El “Dumping” o Síndrome de Vaciamiento Rápido se presenta cuando el alimento con un alto contenido de azúcar pasa demasiado rápido desde el estómago pequeño al intestino delgado. Es una reacción fisiológica que se observa en algunos pacientes operados de Bypass Gástrico y que se caracteriza por una serie de síntomas gastrointestinales como sensación de llenura gástrica, náuseas, cólicos abdominales y diarrea. Además incluye algunos síntomas vasomotores como sudoración profusa, palpitaciones y mareos. Se previene la aparición de este síndrome evitando el consumo excesivo de azúcar y realizando una anastomosis gastrointestinal de pequeño tamaño.

Nuestros pacientes no suelen presentar Síndrome de Dumping, ya que el Dr. Dick Manrique realiza el Bypass Gástrico con una anastomosis gastrointestinal de pequeño tamaño, consiguiendo saciedad con pequeñas porciones de alimentos y evitando el paso brusco de alimentos ricos en azúcares hacia el intestino.

Compartir Con Amigos


ASMBS
IFS
Sociedad Brasileira de Cirugia Bariatrica
SAGES
Academia Peruana de Cirugia
SPCE